La importancia de del branding en las redes sociales

Si tienes una pequeña empresa, una startup o un emprendimiento, te habrás dado cuenta de la importancia que tienen tus canales de redes sociales para el éxito de tu negocio. No voy a explicar por qué son importantes. Hay miles de artículos sobre ese tema. En Agencia digital de marketing online Royal Comunicación queremos hablar de la importancia del branding en tus canales de redes sociales y de cómo afecta a la percepción de tu marca.

Cada canal de medios sociales debe tener algunos fundamentos de marca clavados. Estos incluyen:

¿CUÁL ES EL TONO DE TU CANAL?

Una de las cosas más importantes que hay que tener en cuenta es el tono de tu canal de redes sociales. ¿Qué intenta comunicar a través de él? ¿Qué mensaje quiere transmitir? Si tu respuesta es que quieres promocionar tus productos o servicios, ¡te equivocas! Sí. Los canales de las redes sociales no sirven simplemente para promocionar su producto o servicio. Se trata de dar a conocer a tu audiencia el tipo de marca que eres. Lo que más valoras. Cómo te alineas con su visión del mundo. Qué tipo de autoridad eres en tu sector. Y así sucesivamente.

Este es un ejemplo de un canal de Twitter – Delta, que publica videos y fotos inspiradoras que tratan de llevar a casa la grandeza y la escala de su marca.

¿CUAL CREATIVOS SON LOS VISUALES DE TU CANAL?

El siguiente aspecto crítico de un canal de medios sociales es la consistencia visual y la creatividad. No se trata solo de ser visualmente agradable, sino de estar en sintonía con la estrategia general de la marca. ¿Es creativo el branding de tu canal? ¿Parece profesional? ¿Coincide con el tono de tu marca? ¿O parece que no quieres invertir en un branding profesional?

No quiero parecer desagradable. Pero seamos sinceros. La mayoría de las marcas escatiman en el branding. Echa un vistazo a tu alrededor y verás un montón de marcas podridas, ¡incluso de marcas que pueden permitirse el lujo de hacer cosas estupendas!

¿SÓLO ESTÁS PROMOCIONANDO TUS COSAS?

Como ya se ha mencionado, un error fundamental que cometen la mayoría de las marcas es utilizar sus canales de redes sociales para limitarse a bombardear a su audiencia con promociones de productos o servicios. Esto se debe a que tienen la mentalidad del marketing tradicional, en el que los anuncios impresos o televisivos eran sólo de una manera. No había compromiso ni interacción.

Pero los tiempos han cambiado y si todavía se hace esto, la marca está condenada al fracaso, al menos en Internet. Este es un ejemplo de una marca que comparte contenido aleatorio que divierte y deleita a su audiencia.

Aunque no existe una regla general, intente alcanzar la proporción 80/20. El 80% de tus publicaciones en las redes sociales deberían ser sobre otros y el 20% o menos sobre tu marca/producto/servicio. Sé generoso en la promoción de otras marcas, ¡incluso de tus competidores!

Tu objetivo principal es convertirte en una autoridad. No busques generar ventas rápidas. La carrera hacia las ventas rápidas casi siempre acabará comprometiendo el éxito de tu marca a largo plazo. Te conviertes en una autoridad compartiendo conocimientos. Dedica tiempo a leer artículos, novedades y otros posts y tweets. Si encuentra artículos relacionados que puedan ser útiles para sus seguidores en las redes sociales, vuelva a compartirlos.

No es ningún secreto que las redes sociales son una parte importante y cada vez más crucial del éxito de las pequeñas empresas. Sin embargo, hay ocasiones en las que las redes sociales y el marketing no parecen funcionar tan bien como podrían. En estos casos, el diseño de su logotipo podría ser el problema. Lea las 5 maneras en que las redes sociales pueden ayudar a construir su pequeña empresa.

Consejos para montar una oficina en casa

Puede que lleves años trabajando como autónoma en un rincón de tu casa, rodeada de otros objetos que nada tienen que ver con tu actividad profesional. También puede que te hayas decidido a dar finalmente el salto y montar tu propia empresa. No hace falta que gastes grandes cantidades de dinero en conseguir un local en el que desarrollar tu actividad. Te mostramos cómo puedes montar una oficina en casa sin gastar mucho.

Armar tu oficina en casa

Dicen los expertos que la productividad va ligada estrechamente a un diseño adecuado del puesto de trabajo. De hecho, si eliges una habitación pequeña para trabajar, con poco espacio de almacenaje, eso te hará perder mucho tiempo a la hora de buscar los documentos que necesitas. ¿Te sientes identificada con esto? Pues atenta a las siguientes líneas.

En cualquier comercio de decoración podrás encontrar los muebles que necesitas para montar una oficina cómoda y en condiciones en tu casa. Piensa que muebles como la mesa de despacho, las estanterías y aparatos tales como una impresora y un buen ordenador de mesa los podrás incluir a la hora de desgravar los impuestos, con lo que ahí ya estás ahorrando dinero a la hora de abonar trimestralmente el IVA.

Una vez hayas efectuado las compras que necesitas, deberás acondicionar el lugar de trabajo. Recuerda que el mobiliario ha de ser ergonómico y bien cómodo, ya que puede que pases muchas horas sentada delante del ordenador en la misma posición.

No olvides personalizar tu nueva área de trabajo. En esto no gastarás mucho dinero si vas al supermercado y compras un par de botes de pintura para darle un toque diferente a las paredes de la sala. Puedes inspirarte en el sector de tu profesión a la hora de decorarlas. Y resulta muy entretenido hacerlo y sentir que has creado tu oficina desde cero.

Recuerda que la distribución del mobiliario ha de hacerse de manera que ningún elemento entorpezca el paso a la estancia. Coloca una mesa auxiliar lo suficientemente amplia para poder atender a tus clientes en ella en el centro de la sala y cerca de la ventana para que esté bien iluminada. Y sé ordenada, ya que esto es lo que ayuda a sentirse cómodo en el puesto de trabajo.

Consejos para ponerle nombre a tu empresa

A la hora de emprender no solo basta con lanzarse a la aventura, arriesgarlo todo y montar un negocio. ¿Sabes que gran parte del éxito de la empresa se debe al nombre que le pongas? Tal vez ahora mismo no se te ocurra ninguno. No hay prisa, hay que tomárselo con calma para acertar en el nombre. Mira estos consejos para dar con uno que sea adecuado.

A la hora de montar una empresa hay diversos factores que nos llevan a elegir un nombre y no otro. El producto o servicio que ofreces influye mucho en esta elección. Un truco que usan las grandes empresas es identificar su producto con el nombre que le hayan puesto a la compañía.

Si te fijas bien, las grandes empresas suelen tener un nombre de entre 5 y 10 letras. No más. Por ejemplo, Apple, Zara, Ford… son todo nombres cortos. Y es que para lograr que la empresa tenga más impacto, el nombre a usar debe ser corto y fácilmente recordable tanto en Internet como en el día a día. Un ejercicio muy práctico sería el de pensar si el nombre de la empresa se puede escribir fácilmente en el asunto de un e-mail e identificará a la compañía antes si quiera de abrir el correo.

El logo y la marca no han de ir por separado. Intenta que el logo sea fácilmente reconocible cuando se hable de la marca. Esto es, se sabe que se habla de Apple cuando nos ponen el icono de la manzanita mordida. Y hay otras marcas conocidas como HP cuyo logo son las mismas letras de la empresa. Plantéatelo. Puede dar resultados fabulosos.

Renuncia al uso del inglés para el nombre de la empresa. Está muy de moda hoy en día internacionalizar la empresa con un nombre en inglés, pero no tiene por qué funcionar necesariamente. Prueba con raíces latinas si buscas algo diferente.

Y por último, recuerda que la globalización está a la orden del día, por lo que procura no usar letras específicas de España como es la ‘ñ’ o los extranjeros tendrán gran dificultad en pronunciar el nombre de la empresa.

Consejos para darle nombre a tu empresa

  • Explorar palabras clave. Si escribe una palabra clave relacionada con su negocio en su campo de búsqueda, le dará un gráfico de todas las demás palabras relacionadas con él. ¡Disparen!
  • Consultar libros. Use una copia impresa de un diccionario como inspiración, o incluso una de sus novelas favoritas. Hojee las páginas y escriba las palabras que resuenen con usted, incluso si no están directamente relacionadas con su negocio.
  • Ponlo en escena. Otra manera de lograr la originalidad es con un juego de palabras deliciosamente divertido. Eche un vistazo a estos ejemplos de empresas con títulos inteligentes y piense en lo que podría encontrar para su identidad de marca. Es una buena idea para empezar.